jueves, 27 de junio de 2013

EDUCAR PARA EL TIEMPO DE OCIO

OCIO Y TIEMPO LIBRE
             Ocio es toda aquella actividad que las personas hacemos por voluntad propia y nos resulta gratificante por sí misma en nuestro tiempo libre de obligaciones.
            El tiempo libre es el tiempo que podemos dedicar a nuestro ocio y no debe ser necesariamente productivo.
            Las actividades de ocio pueden realizarse individualmente pero es muy frecuente que precisen de la participación de otras personas.  Los grupos humanos tienden a establecer sus espacios de ocio como un elemento más de su actividad habitual y de esta manera, promueven la cohesión y la comunicación de sus integrantes al posibilitar que conjuntamente realicen actividades placenteras.
            La familia y la escuela pueden promover actividades saludables y creativas en las que intervengan muchos de sus integrantes, redundando tanto en el crecimiento de los implicados como en el establecimiento de climas positivos y agradables en esas instituciones.
¡Estar FRENTE AL TELEVISOR  no es la mejor manera de ocupar el tiempo libre!

            Es importante no confundir lo educativo del ocio con su obligatoriedad e impedir que se convierta en un objetivo impuesto; esto ocurre cuando convertimos las actividades extraescolares en clases de informática o inglés, ocupando el tiempo libre de los niños y las niñas en otras asignaturas añadidas.
            Tampoco hay que perseguir la intelectualidad en el ocio, como proponen las personas que sugieren constantemente juegos educativos a sus hijos/as.
            En el ámbito familiar, la posibilidad de disponer de espacios de ocio compartidos permite estimular el diálogo y la convivencia (padre e hija pueden pasar en silencio cuatro horas de una jornada de pesca, pero esta actividad siempre facilitará la comunicación si alguno de los dos desea hacerlo).
Compartir es incompatible con imponer, los padres y madres debemos tener en cuenta que el espacio de ocio debe posibilitar la expresión de las elecciones y decisiones de todos los implicados, lo que permite que los lazos establecidos en estas actividades se mantengan.

            Uno de los objetivos del desarrollo infantil es adquirir un grado significativo de autonomía, el ocio puede resultar un instrumento para ello si los adultos enseñamos a los niños y niñas que respetamos sus elecciones, sus decisiones y también sus consiguientes equivocaciones.

            A la vez que podemos fomentar la independencia debemos ser capaces de estimular la solidaridad a través del ocio; jugando es fácil aprender y enseñar que para muchas cosas necesitamos de las otras personas y que en muchas ocasiones, sólo uniéndonos conseguiremos lo que queremos.
¿Cómo favorecer el desarrollo de un buen tiempo de ocio en nuestros/as hijos/as?

·        Dar importancia a los momentos de tiempo  de ocio en la vida de los niños/as. En él se desarrollan actividades que son fundamentales para algunas áreas de su desarrollo, como son la salud física (a través del deporte), la socialización o la creatividad.

·        Interesarse y conocer bien los gustos y las aficiones de nuestros/as hijos/as para orientarse o ayudarles a elegir. En un principio los padres y madres podemos incitar o animar los juegos y las aficiones.

·        Podemos ofrecernos como "modelos" en relación a cómo usar el tiempo libre. Sería conveniente que los padres y madres nos presentásemos como buenos modelos con nuestras aficiones y nuestros estilos de vida.


·        También en el uso del tiempo libre estamos transmitiendo valores. Ejemplos:las salidas al campo pueden promover el gusto por la naturaleza o el valor  del "ecologismo"; las visitas a los museos favorecen el desarrollo de  valores estéticos y culturales,..

·        Promover un tiempo de ocio compartido en familia (sobre todo cuando son pequeños). Realizar actividades que satisfagan a todos: salir en bicicleta, ir al cine, jugar a un juego de mesa, ...

·        Animar también actividades de tiempo de ocio que el niño o niña pueda desarrollar solo/a: leer libros, dibujar, hacer construcciones, puzzles, pasatiempos, ordenador, televisión ( ayu-dándoles a controlar la calidad y la cantidad de T.V.), ...
   
·        Promover actividades de tipo deportivo en su tiempo libre.

·        Apoyar las actividades de tipo libre desarrolladas con amigos y compañeros: salidas, campamentos, ir al cine, cumpleaños,...

·        Alentar  un  ocio no consumista y no permitir el ocio alienante y destructivo (cuidar el contenido de los juegos o de las películas).

·        No cargar a los niños/as de actividades extraescolares, que le supongan "asignaturas añadidas".

·        Orientar y animar las decisiones personales en relación a cómo pasar su tiempo libre.


Vídeo de  dibujos animados de la Junta de Andalucía sobre EL BUEN USO DEL TIEMPO LIBRE...




Fragmento de la educación en el ocio y el tiempo libre de CEAPA
¿Cómo queremos abordar la educación del ocio desde la familia?

A la hora de abordar la educación para el ocio:
- Optamos con decisión por una idea de ocio activo, encaminado a favorecer el desarrollo personal y la creatividad de las personas; factor de equilibrio para lograr el desarrollo armónico de la personalidad.

-  Motivamos a través del diálogo y del ejemplo, para la adecuada utilización del ocio y del tiempo libre, haciéndoles ver la importancia que tiene para su crecimiento personal por ejemplo el deporte, la lectura, la música, el arte, la vida al aire libre, el voluntariado social, ...

- Defendemos la tesis de que un concepto saludable de ocio tiene diversas vertientes: la vertiente individual, que favorece el crecimiento y desarrollo de la persona a través de actividades como la lectura, la pintura, el arte, etc.; y la vertiente colectiva, cargada de participación, comunicación y convivencia, que ayuda a descubrir el placer de compartir aficiones, gustos y proyectos, a través de la realización entre otras de actividades deportivas, socioculturales, de voluntariado social, etc.

- Generamos dinámicas que nos permitan comprender que todos los miembros de la familia podemos compartir actividades de ocio y vivir juntos experiencias que nos enriquecen.



- Decidimos de forma conjunta y mediante la búsqueda de acuerdos las actividades de ocio y las celebraciones en la que van a estar implicados todos los miembros de la familia.

-Acostumbramos a los hijos e hijas a organizarse su tiempo de manera autónoma, dejándoles momentos suficientes para desenvolverse libremente, con contenidos y actividades elegidos por ellos mismos, con el fin de evitar el aburrimiento.

- Estimulamos el valor de lo cotidiano y desarrollamos la contingencia de lo extraordinario, ofreciendo la oportunidad de realizar actividades que se salen fuera de la rutina.

- Educamos personas capaces de afrontar la realidad con una mirada crítica y reflexiva, descubriendo los aspectos positivos y negativos; punto de partida imprescindible para una educación del ocio.

- Motivamos y desarrollamos actitudes personales en las que se valore más el ser que el tener y poder, y donde aprendamos a ser sujetos protagonistas de nuestra propia vida y de nuestras decisiones desde el encuentro, la convivencia y la colaboración con las personas que nos relacionemos.

- Despertamos aficiones y ayudamos a descubrir actividades que llenen de significado el ocio personal de cada miembro de la familia.

-Mostramos a los hijos e hijas algunas de las actividades de ocio realizadas por los padres y madres, para que las conozcan y se conviertan en posibles opciones de futuro.

-Defendemos valores como la actitud crítica, la gratuidad, la reflexión, la creatividad, la capacidad de comunicación, la expresividad, la capacidad lúdica y festiva, la capacidad de resolver conflictos mediante el diálogo y el acuerdo, el respeto y cuidado de nuestro entorno y medio natural, el desarrollo de la imaginación, la capacidad de ilusionarnos con metas positivas.

Visita para saber más....

La importancia del ocio  y el tiempo libre en la educación familiar apoclam


Temas de Escuela de Padres y Madres



 EDUCACIÓN  PARA EL OCIO  Y EL TIEMPO LIBRE    de José Cabrera Concepción Nieto CEAPA



1 comentario:

  1. Educar en el tiempo libre es una forma de aprovechar al máximo los minutos, nos favorece mucho al aprendizaje.

    ResponderEliminar



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...